Es nuestra labor como hombres, romper con la masculinidad hegemónica

Con masculinidad hegemónica nos referimos a aquella construcción social, donde el hombre por el hecho de ser hombre, posee dominancia, poder y privilegios.  Afortunadamente desde hace unos años, esa construcción de la masculinidad se encuentra en tela de juicio. Las creencias y tradiciones sobre aquello de “ser un hombre de verdad” están siendo desmontadas, y eso es lo que hay que hacer, desmontar la masculinidad, sus roles, estereotipos y como no, la identidad, no vaya a ser que por llorar o expresar emociones, no se nos identifique con el colectivo “hombres”

Creo que los hombres tenemos que reflexionar, tenemos que tomar partido de forma activa con tal de seguir caminando hacia una igualdad plena, eso es, que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades y derechos.  ¿Y por donde empezamos? Pues sin duda, lo principal es hacer autocrítica, es algo que no acostumbramos a hacer, es preferible autoensalzar lo maravillosos que somos, sin embargo distintos estudios demuestran que la autocrítica puede ser igual de beneficiosa que el ensalzamiento.

Se trata de identificar y reconocer que gozamos de un poder y unos privilegios heredados, que no son justos y que por tanto debemos participar en su modificación. Tampoco creo que sea cuestión de culparnos, sino más bien de responsabilizarnos y adquirir el compromiso firme de caminar hacia la igualdad.

Yo me comprometo a promover acciones a favor de la igualdad y en contra de las conductas sexistas y machistas ¿y tú?

 

Publicado en Reflexiones.